OTRAS PATOLOGÍAS

QUERATOCONJUNTIVITIS SECA

Se trata de una deficiencia del componente acuoso de la lágrima, el cual da un soporte metabólico y de protección microbiana a la córnea. El ojo seco es una enfermedad muy común en el ojo canino, con una incidencia del 2 %. Por el contrario, se trata de una patología con muy baja incidencia en gatos.
Los signos clínicos pueden variar en función de la severidad de la patología, es decir, en el déficit de secreción lagrimal.
A continuación, enumeraremos los signos más frecuentes:

  • Descarga ocular mucoide o mucopurulenta
  • Blefarospasmo ( cierre de párpados por dolor ocular)
  • Hiperemia conjuntival ( ojo rojo)
  • Vascularización y pigmentación corneal
  • Pérdida de brillo corneal
  • Sequedad nasal en el lado afectado

Todo esto puede evolucionar a una úlcera corneal y reducción/pérdida de visión.
Se trata de una enfermedad que podemos tratar médicamente. Hay casos refractarios que requieren de cirugía

QUERATITIS PIGMENTARIA

Debido a una irritación corneal crónica por múltiples causas, se produce un depósito de melanina en la córnea. Esto hace que veamos el ojo de un color marronoso e incluso negro. Se trata de una patología, que diagnosticada a tiempo, podemos iniciar una terapia médico-quirúrgica combinada para retrasar la progresión hasta la ceguera total del animal.

De ahí la importancia de una buena exploración oftalmológica, así como de su seguimiento posterior

ÚLCERAS DE BORDES DESPRENDIDOS O SCCED

Se trata de un tipo de úlcera superficial corneal extremadamente frustrante tanto para el veterinario cómo el cliente.
Esta patología ocurre y persiste por un defecto en la unión entre el epitelio corneal y las capas subyacentes, provocando úlceras espontáneas.
Requiere tratamiento médico-quirúrgico de media/larga duración.
En los gatos, existe un tipo de úlcera superficial similar, que se ve favorecida por la presencia de un virus, concretamente Herpesvirus.
Es importante llevar a vuestro animal al veterinario en cuanto notéis que presenta dolor ocular. Estas patologías se pueden complicar si no son tratadas a tiempo.

SECUESTRO CORNEAL

Se trata de una enfermedad corneal exclusiva del gato. Se trata de una necrosis de parte de la córnea, la cual adquiere una coloración negruzca. Produce dolor ocular y suele requerir tratamiento quirúrgico. Este tipo de intervenciones,se realizan por un veterinario oftalmólogo y requiere microscopio quirúrgico.

10 + 1 =